Gobernación pide abrogación de la Ley 741 y la sequía aprieta

Es noviembre y las lluvias no llegan. Mientras siete incendios aún se alimentan de los ventarrones y de los bosques cruceños, para este viernes está prevista una lluvia tímida en varios municipios cruceños; sin embargo, apenas llegará a los 4 centímetros por metro cuadrado.

Según informó este jueves la Gobernación, se mantienen los incendios forestales en los municipios de Pailón, Samaipata, Cabezas, Concepción y Urubichá (Guarayos). En todos menos en Urubichá la probabilidad de lluvia es alta y se espera que las 60 personas que trabajan en estos siete focos de incendio puedan esta vez apagar el fuego, ayudados por la lluvia.

En lo que va de 2020, se han quemado 2,07 millones de hectáreas, la mitad de 2019. La temporada de incendios comenzó un poco más tarde, en agosto, cuando suele iniciarse en mayo -la pandemia retrasó las prácticas agrícolas-, pero por efectos de la sequía los incendios no se han podido controlar y continúan hasta finales de noviembre, cuando en otros años las lluvias ya han acabado con las quemas.

En ese marco, Luis Alpire, secretario de Desarrollo Productivo de la Gobernación de Santa Cruz, pidió a la Asamblea Legislativa que abrogue la ley 741 que autoriza el desmonte de 20 hectáreas sin más trámite, cuando antes la ley autorizaba a los pequeños agricultores a desmontar un máximo de cinco hectáreas por año.
Según Alpire, desde 2015, cuando entró en vigencia la norma, los focos de quema se han triplicado y han pasado de 15.000 a 55.000 en 2019 y 2020.

Alpire indica que los dos millones de hectáreas de bosque que ardieron el año pasado han incrementado la tendencia a la sequía en Santa Cruz, retrasando las lluvias hasta noviembre y afectando la calidad de vida de los cruceños.

Esto ha provocado que sea casi el doble los municipios que este año han sido afectados por la sequía, pasando de 12 municipios en 2019 a 22 en 2020. La Gobernación, según Alpire, ayuda a los municipios con fardos de forraje (pasto y sorgo), además de tanques y cisternas para transportar agua a centros poblados.

Fuente: Periódico El Deber

Ver nota completa

Alarmante reducción hídrica en Laguna Concepción, Laguna Marfil y represas de la Chiquitania

“En un año, el caudal de la Laguna Concepción se redujo en 77 por ciento. Así, uno de los ocho sitios Ramsar de Bolivia pasó de tener una superficie hídrica de 5.300 hectáreas, en noviembre de 2019, a 4700 hectáreas, en agosto de este año, y quedarse con 1.250 hectáreas, según la última medición que se hizo en noviembre”; mientras que, Laguna Marfil, que tiene una superficie de 6.800 hectáreas (entre Bolivia y Brasil), se ha reducido a 3.680 hectáreas hídricas, de acuerdo a las cifras sacadas hasta octubre de este año.

Lee la nota completa de La Región, donde Oswaldo Maillard del Observatorio del Bosque Seco Chiquitano, y Tito Arana, técnico de FCBC en Chiquitanía Norte, comparten datos, opiniones y vivencias frente a este problema medioambiental.

Fuente: La Región

Ver nota completa

Santa Cruz registra siete incendios forestales

La secretaria de Medio Ambiente de la Gobernación, Cinthia Asin, informó que hay siete incendios forestales activos en el departamento cruceño y tres son nuevos. El fuego está presente en cinco municipios (Pailón, Samaipata, Cabezas, Concepción y Urubichá), por lo que se trabaja en la línea de defensa en todos los lugares. En lo que representa al parque Kaa-Iya, donde el fuego avanza por debajo de la tierra, se dificultan las tareas. Asin señaló que la Gobernación ha desplegado todo el equipamiento, pero esperan tener mayor ayuda de diferentes instituciones para poder controlar el fuego. El incendio que afecta a Samaipata ha sido controlado.

“Es absolutamente atípico reportar incendios en el mes de noviembre; sin embargo, el fenómeno climático denominado La Niña, que corresponde a la sequía por lo cual está atravesando este departamento, impide que las condiciones climáticas los apaguen”, señaló Asin. Lamentó que sigan registrándose quemas y chaqueos en lugares donde existe sequía muy fuerte. El Sistema de Alerta Temprana registra 241 focos de quema, pero llama la atención que en este mes de noviembre se haya registrado 11.000 en todo el departamento, siendo 2.665 la media de los diez últimos años. Está prohibido el chaqueo, por lo tanto son quemas ilegales.

Fuente: Periódico El Deber

El parque Kaa Iya arde hace 22 días; el fuego es «subterráneo»

El parque Kaa Iya está bajo llamas hace 22 días. Los instructores que trabajan en la zona explican que el fuego es muy complejo debido a que en el área de los bañados del río Parapetí, por esta época seca, se crea una especie de capa con material orgánico que llega a medir casi un metro en algunos sectores, lo que hace que las llamas avancen por debajo casi sin ser visibles, es decir, de forma subterránea. En la zona trabajan desde hace más de un mes alrededor de 20 personas. Hay instructores de bomberos de la Gobernación, guardaparques del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), brigadas de voluntarios (Guardián, Brigada 21 y Fundacot) y comunarios de la localidad del Tinto. La secretaria de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente Cinthia Asin explicó que están trabajando con un clima adverso, por las altas temperaturas y fuertes vientos, pero esperan que el fuego pueda ser controlado en su totalidad lo antes posible. El instructor de Bomberos de la Gobernación Benjamín Calle, que se encuentra trabajando en el incendio, indicó que en algunos sectores se está utilizando el contrafuego, como medida para contener las llamas. En el informe de este lunes, el Comité de Crisis detalló que hay 30 incendios activos en el departamento, estos están distribuidos en 16 municipios.

Fuente: Periódico El Deber

30 incendios forestales reactivan las alarmas en el departamento

16 municipios afectados por 30 incendios de considerable magnitud preocupan al Comité de Crisis permanente que combate las llamas que se han reavivado en diferentes municipios. El trabajo coordinado desde el Comité de Crisis había informado sobre la reducción de incendios a una decena de focos, pero en la última semana se han multiplicado hasta alcanzar los 30 incendios en el departamento, provocando alarma a las autoridades. La secretaria departamental de medio ambiente, Cinthia Asin, observa que «solo en lo que va del mes de noviembre se han superado las cifras registradas el pasado año. Teníamos alrededor de 6.000 focos de quema en todo el mes de noviembre. Este año, ya vamos por 7.164 focos». Los incendios se localizan en 16 municipios: Concepción, San Antonio de Lomerío, Urubichá, San Ignacio de Velasco, San Miguel, San José, Pailón, Cabezas, Gutiérrez, Camiri, Postrervalle, Vallegrande, Samaipata, San Matías, Mairana y El Torno. La prioridad del Comité de Crisis apunta a controlar los incendios que puedan afectar a zonas habitadas por comunarios, como el de Samaipata que ya fue atendido; o aquellos que afectan a la biodiversidad, como ocurre en Pailón, en la parte de ingreso al parque Kaa Iya, «donde trabaja un gran contingente de la gobernación, bomberos voluntarios y guardaparques». Asin considera que el incremento considerable de las áreas afectadas se debe a un aumento de la cantidad de focos de quema. Lamenta la actitud deplorable de personas que incumplen la prohibición expresa de realizar quemas pero aún así, nuevamente se prende fuego a las zonas extinguidas. «Los incendios no se inician solos», denuncia Asin que advierte la mano del hombre detrás de los nuevos focos surgidos esta semana. Desconoce los motivos que pueden impulsar las quemas «sabiendo la situación climatológica que hay y también del estado de estrés hídrico en que se encuentra el departamento». A esta situación se une la sequía prolongada que afecta a numerosas provincias del departamento, lo que obliga a mantener un cuidado especial. «Es la segunda sequía más intensa que ha tenido el continente americano desde el 2002, según registros de la NASA», resalta Asin. Se suma a esa situación la adversidad climática con «alerta naranja y vientos de 60 a 90 kilómetros por hora que han acelerado el avance de los incendios». Hasta el momento, se han consumido más de 1.973.000 hectáreas por incendios forestales en el departamento. «En esta semana se ha incrementado un 20% en las áreas afectadas por quema que se tenía», remarcó Asin. El subgobernador de la provincia cordillera, Mario Morón, manifiesta su sorpresa ante un nuevo incendio en el área protegida de Sararenda, el tercero en esta temporada «que ha consumido 250 hectáreas y cuenta con más de 70 focos de calor». Morón no logra explicar cómo es posible que las llamas persistan en la serranía después de que se lograron extinguir por dos veces. Advierte que los fuertes vientos complican la intervención en el terreno y califica como crítica la situación ante lo que clama por ayuda del gobierno nacional. De acuerdo al informe presentado por Asin, el incendio no afecta a ninguna vivienda ni se reporta riesgo para las plantas o ductos de gas que se encuentran en la zona. «Está partiendo una brigada de la Gobernación para tomar los recaudos y realizar una estrategia que evite que el fuego se vuelque hacia la comunidad Itaquises» En la cordillera de Sararenda están desplegados los bomberos del SAR, de la Gobernación y UUBR, junto al grupo de militares Avaroa. A pesar de las dificultades del terreno y de la climatología, luchan incansables para contener el avance de las llamas.

Fuente: Periódico El Deber

Cambio de mando deja ‘huérfana’ a Santa Cruz, que registra 32 incendios

No es casualidad que en las últimas horas la capital cruceña se haya visto sumida en una densa humareda que afecta negativamente a la calidad del aire. El aire contaminado es el resultado de los 32 incendios forestales que se registran actualmente en el departamento de Santa Cruz, 14 incendios más que los que había el fin de semana pasado. La situación es crítica, ya que el Gobierno nacional no está actuando en la zona, solo está la Gobernación y grupos voluntarios. La secretaria de Medio Ambiente de la Gobernación, Cinthia Asin, informó que son 11 los municipios afectados por el fuego en el departamento cruceño. Estos son Concepción, San Javier, San Antonio de Lomerío, Urubichá, San Ignacio de Velasco, Pailón, Cabezas, Gutiérrez, Postrervalle, San Matías y Samaipata. Seis incendios son nuevos. Los 32 incendios activos se han visto ‘alimentados’ por la situación de altas temperaturas que se registran en el departamento. Asin recordó que las temperaturas altas no cesarán al menos hasta el martes o miércoles de la semana entrante, cuando se espera que las lluvias lleguen para ayudar a mitigar las llamas. ESCUCHA ESTA NOTA AQUÍ No es casualidad que en las últimas horas la capital cruceña se haya visto sumida en una densa humareda que afecta negativamente a la calidad del aire. El aire contaminado es el resultado de los 32 incendios forestales que se registran actualmente en el departamento de Santa Cruz, 14 incendios más que los que había el fin de semana pasado. La situación es crítica, ya que el Gobierno nacional no está actuando en la zona, solo está la Gobernación y grupos voluntarios. La secretaria de Medio Ambiente de la Gobernación, Cinthia Asin, informó que son 11 los municipios afectados por el fuego en el departamento cruceño. Estos son Concepción, San Javier, San Antonio de Lomerío, Urubichá, San Ignacio de Velasco, Pailón, Cabezas, Gutiérrez, Postrervalle, San Matías y Samaipata. Seis incendios son nuevos. Los 32 incendios activos se han visto ‘alimentados’ por la situación de altas temperaturas que se registran en el departamento. Asin recordó que las temperaturas altas no cesarán al menos hasta el martes o miércoles de la semana entrante, cuando se espera que las lluvias lleguen para ayudar a mitigar las llamas. «Nos encontramos en una situación de riesgo alto debido a las temperaturas elevadas que se están dando. Se lo denomina el fenómeno de La Niña, debido al estrés hídrico donde las lluvias son escasas, y las que hay no son suficientes para liquidar los incendios», manifestó la secretaria de Medio Ambiente.

Hay más de 1,54 millones de hectáreas afectadas en Santa Cruz a causa de los incendios forestales en lo que va de año. Asin señaló que la situación de riesgo es alta no solo para Santa Cruz, sino también para países de la región. La autoridad expuso también que no ayuda el comportamiento ciudadano, puesto que se ha percibido un aumento de focos de quema en la última semana y estos serían, principalmente, ocasionados por la actividad humana. Hay 5.941 focos de quemas en Santa Cruz, según Asin. «Se está priorizando los lugares donde existen comunidades cercanas», apuntó Asin, quien afirmó que no hay personal del Gobierno central operando en los lugares afectados debido a la transmisión de mando y los informes que tienen que presentar. Por otro lado, de acuerdo a los informes de la zona, en las últimas horas también se registró un incendio cerca al río Tuilo, límite de los municipios de Vallegrande y Postrervalle, cercanías de la comunidad Mosquera, donde arde un lugar denominado La Loma y que es de difícil acceso

Fuente: Periódico El Deber